Lipoaspiración

Si usted está pensando en hacerse una lipoaspiración, mi intención es explicarle cuándo ésta es útil, cómo se hace, y cómo se verá y sentirá usted después de la cirugía. No todas sus inquietudes quedarán aclaradas, ya que muchas respuestas dependen de sus circunstancias individuales. Es su cirujano plástico quien le responderá sobre las partes de este procedimiento que usted aún no comprenda después de leer esta sección. Aunque la lipoaspiración no puede reemplazar la dieta y el ejercicio, sí puede eliminar el tejido adiposo que se acumula en algunas partes del cuerpo que son muy resistentes a los métodos tradicionales de adelgazamiento.

Cómo saber si las características de su adiposidad, mejorarán con una lipoaspiración

Para ser beneficiado con una lipoaspiración usted debe tener expectativas realistas sobre lo que esta operación puede brindar. Si bien puede mejorar su apariencia y su autoestima, no necesariamente usted se parecerá a un ideal imaginario, ni hará que la gente le trate de una manera diferente. Antes de decidir una cirugía, piense bien en cuáles son sus expectativas y hable de ellas con su cirujano. Los mejores beneficios con la lipoaspiración se obtienen en aquellas personas de piel firme y elástica, que tienen adiposidades localizadas en algunas áreas del cuerpo.

Las personas que piensan en una lipoaspiración muchas veces se sienten confundidas por la cantidad de opciones y técnicas diferentes que se promocionan en los medios. Esta sección y su cirujano plástico de confianza lo ayudaran a tomar una decisión correcta.

El entrenamiento y el aprendizaje de su cirujano han sido importantes para formar su juicio a la hora de actuar

Su cirujano le dará instrucciones sobre como prepararse para la cirugía,  incluyendo las que conciernen al ayuno líquido y sólido, el cigarrillo, y las medicaciones que estén indicadas. Si usted está resfriado o tiene algún proceso infeccioso, especialmente de la piel, su cirugía puede tener que postergarse. Se pueden usar varias clases de anestesia para la lipoaspiración. Usted y su cirujano deben elegir el tipo de anestesia que mejor se adapte a su caso.

Si sólo serán tratadas pequeñas cantidades de tejido adiposo en pocos lugares, se puede usar la anestesia local, que quita la sensibilidad solamente a las áreas afectadas. A esto se puede agregar apoyo anestesiológico (neuroleptoanalgesia) para que usted esté más tranquila/o y relajada/o durante la intervención. Otros pacientes prefieren la anestesia general, especialmente si un gran volumen de tejido va a ser extraído. La duración de la operación es muy variable y depende del tamaño del área tratada, la cantidad de tejido extraído, el tipo de anestesia y la técnica empleada. A través de una pequeña incisión, una cánula de aproximadamente 3 mm, se introduce para absorber el tejido adiposo que se encuentra debajo de la piel. La cánula se tira y empuja a través de este tejido, rompiendo las células de grasa y aspirándolas hacia afuera. La succión proviene de una bomba de vacío o de una jeringa grande, según lo prefiera el cirujano.

 

 

Técnicas (variantes)

La técnica descripta es la básica, a la que pueden agregarse algunas variantes que se han ido desarrollando con el tiempo. La inyección de líquidos antes de extraer la grasa es una variante muy utilizada hoy en día. El líquido ayuda a sacar la grasa con más facilidad, reduce la pérdida de sangre, y disminuye el dolor intra y postoperatorio. También disminuye los hematomas. La cantidad de volumen empleado depende de las preferencias del cirujano. Volúmenes importantes, hasta tres veces la cantidad de grasa aspirada, se utilizan en la técnica tumescente. Esta se usa típicamente en las lipoaspiraciones con anestesia local. La palabra tumescente se refiere al edema o tumefacción  que se observa en la zona infiltrada. Después de la cirugía usted observará que el líquido que sale por las incisiones moja las curaciones. Generalmente se coloca un vendaje elástico o una prenda especial para comprimir la superficie tratada durante varios días. Aunque las técnicas actuales han mejorado las molestias postoperatorias, usted puede sentir un poco de dolor, ardor, hinchazón y anestesia en la zona operada. Su cirujano le indicará los medicamentos adecuados para mejorar estos síntomas. La cicatrización es un proceso gradual. Su cirujano le indicará probablemente que camine lo antes posible para mejorar el edema y para evitar que se formen coágulos en las venas de sus piernas. Usted empezará a sentirse mejor gradualmente y podrá reanudar su actividad habitual pocos días después de la cirugía. Las suturas se retiran  dentro de los primeros diez días.

La actividad deportiva se debe evitar durante el primer mes. Aunque casi todos los rastros de la intervención desaparecen en tres semanas, un leve edema puede quedar hasta por seis meses o más. Si usted tiene síntomas inesperados, como sangrado, aumento súbito del dolor, o si tiene dudas sobre lo que puede hacer o dejar de hacer, no dude en llamar a su cirujano.

Usted notará una diferencia casi inmediata en el contorno de su cuerpo, a pesar del edema (hinchazón) que se va a reabsorber en forma paulatina. Después de tres meses, el edema residual desaparece y la forma es la definitiva.

Si sus expectativas son realistas, usted probablemente estará muy satisfecho con el resultado obtenido. Sentirá su ropa holgada y su cuerpo  más cómodo. Aproveche para incorporar una dieta saludable y un plan de ejercicios adecuado para mantener y mejorar estas ventajas.

Todo lo que usted debe saber sobre la lipoaspiración

La lipoaspiración consiste, como la palabra lo indica, en aspirar las células grasas. En la cirugía estética existen innumerables formas de denominarla, la mayoría con fines de marketing para diferenciarse de alguna forma, y en otras las diferencias son tan mínimas que no tiene sentido emplear distintas  denominaciones, por ejemplo:

  • Lipoaspiración o liposucción 
  • Lipoaspiración o Liposucción Tumescente: la diferencia es en el tipo de anestesia local, que no sería tal pues hoy por hoy se la emplea en todos los tipos de Lipoaspiraciones.
  • Lipoaspiración o Liposucción Ultrasónica: emplea el ultrasonido para destruir primero las células grasas y luego aspirar el aceite que quede.
  • Microlipoaspiración: no significa el uso del microscopio, que por supuesto no se emplea en una Lipoaspiración.
  • Lipoescultura: se utiliza el argumento del esculpido de la grasa a la manera de una escultura, enfatizando la faceta artística del cirujano que si bien siempre debe existir, aquí se la emplea con otros fines.
  • Lipoaspiración Láser: Algunas veces llamada laserlipósilis. Aquella denominación puede conducir a confusión pues, con la misma filosofía del ultrasonido (tratamiento de las células grasas por destrucción -en este caso quemándolas- para luego aspirar lo que quede), el método se reduce a aplicar el mismo procedimiento tradicional, esto es una lipoaspiración con el empleo de la infiltración anestésica tumescente creada por el Dr. Klein (americano) hace más de 10 años y que se emplea de rutina.
  • "Power" Lipoaspiración: método que facilita al cirujano una aspiración más rápida y menos forzada, pues es una máquina (hidráulica) que le da a la cánula empleada movimientos de vaivén de 2 mm, pero no implica por sí un mejor resultado estético.

 

  • Consultorios

    Cuba 1887 (C1428AEA) CABA

    Telefono: +54 11 4785 6810

    Email Address:info@drbrukman.com