BOTOX® (toxina botulínica)

La toxina botulínica actúa bloqueando la transmisión del impulso nervioso a nivel del músculo. Por esta acción este queda en reposo y la piel que lo recubre se relaja, y las líneas de expresión se van suavizando y disminuyendo hasta desaparecer totalmente en muchos casos. Las regiones de la cara que pueden ser corregidas son patas de gallo, entrecejo líneas de expresión en la frente. El procedimiento es ambulatorio, se inyectan pequeñas cantidades de toxina botulinica en la zona de los músculos que producen las líneas de expresión, comenzando los efectos a partir del tercer al quinto día, de la aplicación con una duración de 4 a 6 meses, pudiendo repetirse nuevamente el procedimiento, quedando demostrado que a mayor número de infiltraciones más duradero es el efecto. La aplicación de la toxina es muy segura siempre que sea realizada por profesionales que conozcan la anatomía de la cara. Pueden existir molestias como dolor e inflamación en el sitio de la aplicación o dolor de cabeza. Aunque las molestias no son comunes a todos los pacientes, pueden estar presentes. Está contraindicado en pacientes con miastenia gravis o en el embarazo. No se deben ingerir aspirinas o anti inflamatorios previamente a la inyección y luego de la aplicación deberá mantenerse en posición erguida durante cuatro horas. Este tratamiento puede repetirse cada 4 a 6 meses, y puede ser utilizado como complemento de otros tratamientos como lifting, hilos de sustentación, rellenos faciales o meso lifting.

  • Consultorios

    Cuba 1887 (C1428AEA) CABA

    Telefono: +54 11 4785 6810

    Email Address:info@drbrukman.com