RELLENOS FACIALES
A medida que pasa el tiempo, nuestra piel pierde colágeno y otros elementos importantes que aportan volumen y soporte. También empezamos a observar la formación de líneas, arrugas y pliegues, dejando expuestos los primeros signos del envejecimiento cutaneo. Los rellenos se asemejan al ácido hialurónico del propio organismo, y están específicamente diseñados para actuar dentro de las diferentes capas de la piel para reemplazar o restaurar el volumen y mejorar la calidad e integridad de la piel. Todas las sustancias de relleno son utilizadas para corregir inesteticismos faciales y corporales, tales como cicatrices depresiones, surcos, arrugas o para realzar pómulos labios, mentón o perdida de volumen relacionados a la edad o el daño solar.

Los resultados son delicados, con un efecto que puede durar hasta 18 meses dependiendo del área tratada. Aportando delicadeza y una apariencia natural para verse y sentirse aún mejor.
Son procedimientos rápidos, con un tiempo mínimo de recuperación. Podrás observar los resultados de un solo tratamiento de forma inmediata.

Para ello, hoy es posible personalizar un plan de tratamiento combinando diferentes densidades y texturas de rellenos de Ácido Hialuronico, en función de cuál sea el resultado que esperas obtener.

• Restaurar el volumen perdido con el envejecimiento, para conseguir un aspecto más joven y saludable
• Dar forma y contorno al rostro, para lograr una armonía facial.
• Realzar o Atenuar rasgos faciales específicos tales como pliegues nasogenianos, labios, ojeras o pómulos.